Cómo puede mejorar el ratio de entrega de sus newsletters

Consejos para mejorar el ratio de entregas para principiantes y para avanzados

Un buen ratio de entregas es uno de los pilares de un marketing por email con éxito. Después de todo, solo cuando se pueden entregar los correos, se puede conseguir que se abran los correos y surtan efecto. Cuando no se pueden entregar los correos, entonces todo el esfuerzo ha sido en vano – ya que no se puede leer la newsletter que se ha creado cuidadosamente, cuando no llega.

El ratio de entregas es concretamente el porcentaje de todos los correos enviados que llegan a la bandeja de entrada de los suscriptores. Es el resultado del total de correos enviados menos los rebotes. ¿Qué se puede mejorar en un ratio de entregas que no es satisfactorio? En esta entrada le presentamos distintas medidas que puede probar para conseguir un ratio de entregas perfecto.

Contenido

  1. ¿Qué factores determinan el ratio de entregas?
  2. Consejos para mejorar su ratio de entregas
  3. Medidas de optimización para personas con conocimientos avanzados

¿De qué forma se determina el ratio de entregas?

El ratio de entregas está relacionado estrechamente con la reputación. La reputación es la “fama” de un remitente, es decir, como de fiable es clasificado por los proveedores de correos. Una buena reputación proporciona un buen ratio de entregas, los malos ratios de entregas hacen sufrir a la reputación. Por lo tanto, el ratio de entregas por una parte está determinado por la reputación, pero en contrapartida también lo influye.

Una medida que puede mejorar el ratio de entregas enormemente es usar una arquitectura de envíos profesional. A través del servidor de un software de marketing por email se envía de una forma mucho más eficaz que a través de una cuenta de correo privada. Con una dirección, que está pensada para el uso privado, el envío a un gran número de personas se clasificará rápidamente como remitente de spam y se registra un ratio muy bajo entre 30 y 50%. Por el contrario, con un software profesional se puede obtener en caso ideal un ratio de entregas de más del 99%.

Aquí el factor más importante son las conocidas listas blancas. Los servidores, que están incluidos en una lista blanca, en principio son clasificados como de confianza. De esta forma disminuye considerablemente el peligro de ser categorizado como  spam. Por el contrario, si se envía la newsletter a través de la dirección privada como si fuera un correo “normal”, normalmente se pasa a formar parte de las listas negras. De esta forma, la entrega de algunos proveedores se bloquea completamente, en cualquier caso, en el próximo envío el ratio será mucho menor. Por lo tanto, las listas blancas son algo casi indispensables para el envío a grandes listas de contactos.

Los filtros de spam también juegan aquí su papel. Hay que tener claro: quien termina en los filtros de spam, no llega a la bandeja de entrada y no conseguirá ninguna interacción con los correos. Los filtros de spam reaccionan a algunos criterios que son comunes en los correos de spam. Estos criterios se incluyen en listas como la de SpamCop y antes de la entrega el proveedor los comprobará. Lo que cuenta aquí: quien llame la atención en demasiadas ocasiones por los criterios, terminará igualmente en una lista negra.

Un factor especialmente importante son las quejas de spam. Cuando un destinatario marca un correo como spam o – incluso peor – lo denuncie, esto repercute de forma muy negativa en la reputación. Por su parte, un ratio de quejas muy bajo hace aumentar la reputación.

No se puede influir en este fácilmente, pero igual de importante es el número de rebotes. Cuanto mayor sea el número de correos que no se pueden entregas por aspectos técnicos, más sospechoso resultará el remitente. Un ratio de rebotes bajo es para los proveedores de correos una señal de calidad. Cuando se registran muchos rebotes de forma regular, esto puede llevar a la sanción del remitente o incluso de toda la IP. Por eso, los proveedores de software están obligados, en caso necesario, a bloquear a los remitentes que tengan constantemente ratios de rebotes altos.

¿Cómo puedo mejorar el ratio de entrega de mis newsletters?

Naturalmente, el primer paso debería de ser: usar siempre servidores profesionales. Estos ya están incluidos en las listas blancas y no se corre el peligro de no superar la prueba del filtro de spam. Importantes proveedores de listas blancas son, por ejemplo, CSA, ISIPP SuretyMail y Return Path. Dependiendo de los grupos meta vale la pena registrarse en varias listas blancas. A los proveedores alemanes de servicios de correo electrónico como gmx, web.de o 1&1 se llega mejor, por ejemplo, con CSA, a los proveedores internacionales a través de Return Path.

Una efectiva gestión de los rebotes es decisiva. Los rebotes duros (direcciones a las que no se llega de forma permanente) se deberían de borrar de la lista de suscriptores sin falta. Seguir escribiéndoles conduce con toda probabilidad a problemas. Newsletter2Go se encarga automáticamente por usted de poner a parte los rebotes duros. Los rebotes blandos (direcciones a las que no se llega de forma temporal) son en conjunto menos complicados, pero en un gran número también pueden ser negativos para su ratio de entregas. Newsletter2Go desecha este tipo de direcciones tras tres intentos de entrega fallidos.

Además de los rebotes, también se debería de gestionar bien, y sobre todo de forma jurídicamente segura, las desuscripciones. Si no presta atención a las bajas de la newsletter, aumenta el peligro de que sus correos den lugar a una recusación y se denuncien como spam. Entre ellos sufre su reputación. Para desde el comienzo contactar direcciones de correo electrónico conseguidas legalmente, recurra siempre al procedimiento de la confirmación doble.

En el contenido de las newsletters puede prestar atención y evitar los términos de spam. Para descubrir si su newsletter está amenazada por el filtro de spam, puede llevar a cabo un test de spam antes del envío. Los factores de spam evidentes son, por ejemplo, enlaces escondidos que se han reducido a través de acortadores de URL como bit.ly o una relación desequilibrada entre texto e imagen.

¿Ya lo ha intentado todo?

Incluso cuando ya lo ha intentado con estas medidas, no pierda la esperanza. Con estos consejos para profesionales puede seguir mejorando su ratio de entregas:

  1. IPs dedicadas. Un software de marketing por email usa de forma estándar IPs compartidas. Estas se comparten con muchos remitentes, por lo que no se tiene toda la influencia sobre la reputación. La reputación de una IP dedicada depende exclusivamente del usuario. Precisamente esto puede valer la pena para un gran volumen de envíos y requisitos especiales (p.ej. sector de la medicina). Lo mejor es dejar que el proveedor del software prepare la IP, antes de que se realicen envíos. Este servicio está incluido en todas las IPs dedicadas de Newsletter2Go.
  1. Firmas de remitentes. Se trata de un proceso de certificación. Con ayuda de una firma, a los correos se les pueden asignar un único remitente identificado. Esto debería de evitar que remitentes no autorizados envíen correos en nombre de otra persona. Sistemas de este tipo bien conocidos son DKIM y Sender ID. La mayoría de los proveedores de correo las comprueban y en caso de que exista, la evalúan positivamente.
  1. DMARC. Es otro protocolo de autentificación que sigue ganando importancia. La particularidad es que se transferirá la reacción del suscriptor, en caso de que falle la autentificación. Entre otros Google, Microsoft y Yahoo usan DMARC y consigue mejores ratios de entregas para las bandejas de entrada de este proveedor.
  1. Sender Score. La herramienta gratuita de la empresa Return Path presenta la reputación en forma de una puntuación. Esta puede ser de entre 0 y 100. Una puntuación sobre 91 garantiza un buen ratio de entregas. El Sender Score se puede mejorar si se disminuye el ratio de quejas, se eliminan las trampas de spam y se minimizan los rebotes. Tenga en cuenta que Sender Score es solo un indicador del ratio de entregas y no se debe de equiparar con este.
  1. Configurar una lista negra de suscriptores. Si los destinatarios denuncian continuamente sus correos como spam, debería de considerar el incluir a estos suscriptores en una lista negra. De esta forma, puede decidir que los correspondientes suscriptores no reciban más ninguno de sus correos. De esta forma evita las denuncias de spam y mejora su reputación.

Si no tiene claro porqué son tan bajos sus ratios de entregas o necesita ayuda, puede ponerse en contacto en todo momento con el equipo técnico de Newsletter2Go. Este le atenderá con mucho gusto y le ayudará a conseguir el mejor ratio de entregas posible.

Über den Autor

Eleazar Santana
Asistente de marketing para España, redactor y traductor en Newsletter2Go.

War der Beitrag hilfreich?

Thank You!

Deja un comentario

Newsletter2go verwendet Cookies, um Ihnen den bestmöglichen Service zu gewährleisten. Wenn Sie auf der Seite weitersurfen stimmen Sie der Cookie-Nutzung zu. Ich stimme zu.