Vídeos en la newsletter: ventajas, formatos y consejos

Cómo puede usar e incluir correctamente vídeos en la newsletter

Los vídeos gozan de gran popularidad en el marketing online. En las redes sociales, sobre todo en Facebook, son una absoluta garantía de tráfico y son una forma muy efectiva para aumentar el compromiso.

Esto se debe a que los vídeos hacen posible una comunicación incomparablemente rápida y eficaz con el grupo meta. Pueden transmitir un mensaje muy directo y personalmente atractivo.

¿Pero qué pasa con los vídeos en el marketing por email? Que los vídeos en la newsletter son la última tendencia, se ha predicho en varias ocasiones desde hace años. ¿Se convertirán los vídeos en las newsletters, gracias al creciente ancho de banda y las mejores posibilidades de visualización, en un nuevo estándar?

Las ventajas de los vídeos en la newsletter

1. Atención
Los vídeos llaman la atención de sus espectadores rápidamente. El vídeo como medio es por sí mismo más cautivador y atractivo que un simple texto. Por eso el efecto de un correo con vídeos es seguramente mayor que el de uno simplemente con texto.
2. Ahorra tiempo
Los vídeos, a través de la combinación de imágenes en movimiento y de texto hablado, pueden transmitir simultáneamente muchos más mensajes. Casi ningún otro medio puede comunicarse tan rápida y ampliamente con grandes grupos como lo hacen los vídeos.
3. Impresión
Los vídeos tienen principalmente un gran potencial viral. Dejan en el espectador una sensación positiva del producto y del remitente de la newsletter.

Resumen de los formatos

Para incluir vídeos en la newsletter existen distintas posibilidades. Los formatos más usados son vídeos embebidos, imágenes estáticas con enlaces a los vídeos y GIF animados.

FormatoCaracterísticas
Vídeo embebidose puede ver directamente en el correo, compatible con poco clientes
Imagen estática enlazadasolución eficaz, los suscriptores tienen que abandonar la bandeja de entrada
GIF animadose muestra directamente en el correo, compatible con la mayoría de clientes

Vídeo embebido

Si se habla de vídeos en la newsletter, seguramente la mayoría piensa en vídeos que están embebidos en el correo y que se pueden reproducir ahí directamente.

Esta es la variante más directa para incluir los vídeos en la newsletter, pero a su vez también es la más difícil. Los vídeos embebidos son compatibles con muy pocos clientes de correo. Por eso, más bien se desaconseja la integración. Es cierto que es práctico, puesto que los suscriptores no quieren abandonar la bandeja de entrada, pero funciona en muy pocos casos.

En caso de que no se pueda evitar, se debería de tener en cuenta cómo se integrará exactamente el vídeo. La mayoría de las personas reacciona más bien de forma negativa cuando un vídeo comienza a reproducirse directamente solo en la newsletter. Por eso, aquí se debería recurrir a una solución en la que se tenga que hacer clic en el vídeo o en un botón para verlo.

Imagen estática enlazada

Las imágenes estáticas que enlazan a un vídeo son probablemente las que más se utilizan. Con esta solución se incluye en la newsletter una captura de pantalla o un fotograma del vídeo. Esta imagen puede ser neutral o a modo de reproductor de vídeo contener un botón de play o un call-to-action (p. ej. “Ver vídeo”).

Al hacer clic sobre la imagen estática, se enviará al suscriptor a una página en la que se reproducirá el vídeo directamente o haciendo clic de nuevo. Las instrucciones se encuentran en una página de aterrizaje especial o directamente en un portal de vídeos como Youtube, Vimeo o incluso Facebook.

La gran ventaja de esta solución es que la posibilidad de que haya problemas con la visualización es mínima. La gran mayoría de los clientes de correo cargan las imágenes. Se debería de tener en cuenta que la página de aterrizaje esté adaptada a aparatos móviles, ya que muchas de las aperturas de los correos y, por lo tanto, de las reproducciones de los vídeos tienen lugar en dispositivos móviles. Que el vídeo no se reproduzca directamente en la newsletter, puede ser igualmente un inconveniente. El suscriptor tiene que abandonar el email para ver el vídeo y probablemente no vuelva a él. Por eso, la página de aterrizaje tiene necesariamente que estar adaptada al email y resultar activa.

GIF animado

Los GIFs animados son una de las pocas posibilidades de mostrar de forma eficaz imágenes en movimiento directamente dentro de los correos. Son compatibles con la mayoría de los clientes de correo y son muy recomendables. A través de los GIFs en las newsletters se puede incluso aumentar el volumen de ventas de forma eficaz, tal y como demuestra un estudio de Marketingsherpa.

Los vídeos integrados a través de GIF en la newsletter se reproducen directamente, mientras se cargan de forma dinámica. Son un valor extra que puede enriquecer el mensaje del correo. El inconveniente es que no pueden tener sonidos. A pesar de todo consiguen amplios ratios de clics y un gran entusiasmo. Se debería de prestar siempre atención al tamaño de la imagen – si es demasiado grande, en el peor de los casos se considerará como spam.

Para incluir imágenes animadas en la newsletter, se pueden usar diferentes formatos. Además de GIF, también es posible integrar PNGs animados. Los GIFs son mejores para las animaciones, mientras que los PNGs pueden contener partes transparentes.

Desde hace un tiempo se han vuelto bastante populares los denominados Cinemagraphs. Se trata de fotografías en parte animadas, es decir contienen pequeños movimientos. Son una muy buena solución para “relajar” los correos y “despertar” a la persona que los ve. El efecto fabuloso y soñador atrapa la atención de los suscriptores.

Ejemplo a través Flixel.com

Vídeo visto – ¿y ahora?

Por supuesto, no se debería de desaprovechar los efectos que llaman la atención con los vídeos en la newsletter. Piense bien qué es lo que deben de hacer sus suscriptores (p. ej. comprar un producto en su tienda web) y si un vídeo puede ayudar a esta acción.

Decisivo con los vídeos de las newsletters es el Call-to-Action. Tiene que ser claro y conciso. Es importante que llame la atención directamente desde el primer vistazo que se le echa a la parte superior del correo. Como alternativa o complemento se puede integrar también el vídeo. Aquí se tiene que describir la acción que se desea de la forma más precisa posible – p. ej. “Ver nuevas sneakers” en lugar de “Hacer clic aquí”.

¿Son los videos la nueva receta del éxito en el marketing por email?

Los vídeos tienen potencial – también en el marketing por email. Pero no son una solución ideal. Como todos los otros contenidos, los vídeos también tienen que ofrecer un valor extra al correo y ser relevante para los suscriptores. Si se decide por usar vídeos en su newsletter, piense en primer lugar: ¿tiene que ser un vídeo completo o basta con un pequeño corto? Cuando es un vídeo completo, ¿a qué página de aterrizaje se enviará al suscriptor y qué información encontrará allí? ¿Se reproduce mejor un GIF que un corto? ¿Es suficiente con un Cinemagraph para activar a los suscriptores? ¡Compruébelo usted mismo!

Über den Autor

Eleazar Santana
Asistente de marketing para España, redactor y traductor en Newsletter2Go.

War der Beitrag hilfreich?

Thank You!

Deja un comentario

Newsletter2go verwendet Cookies, um Ihnen den bestmöglichen Service zu gewährleisten. Wenn Sie auf der Seite weitersurfen stimmen Sie der Cookie-Nutzung zu. Ich stimme zu.