Registrarse Login
Inicio » Características » Gestión de suscriptores » Gestión automática de rebotes

Sistema de gestión de rebotes de newsletters

Ventajas de la gestión de rebotes de Newsletter2Go:

  • Gestión automática de rebotes
  • Informes de rebotes según las campañas (análisis detallado)
  • Exportación y visualización de todos los rebotes

Gestión de rebotes para un buen mantenimiento de las listas y la gestión de la reputación

Se denomina como rebote a los correos no se entregan, es decir, correos que se devuelven. Un rebote se presenta cuando un correo no se puede entregar. Esto puede deberse a diferentes motivos, por ejemplo, cuando una dirección de email deja de existir o la bandeja de entrada está llena. Aquí se diferencia entre rebote duro y rebote blando. Mientras que en un rebote duro no se puede llegar a la dirección email en cuestión de forma permanente, en un rebote blando la entrega no es posible solo de forma temporal.

Los rebotes pueden pasar a ser rápidamente un problema en los envíos a través de los servidores de correos convencionales. Tras cada envío se acumulan los avisos de rebotes en la bandeja de entrada del remitente. Comprobar todos los avisos y borrar manualmente de la newsletter todas las direcciones a las que no se puede llegar, sería algo muy difícil de llevar a cabo. Además, es mucho más complicado distinguir entre rebotes duros y rebotes blandos.

Se está mejor asesorado con un software que ofrezca una gestión automática de rebotes de la newsletter. Llevar a cabo la gestión de rebotes con una solución de marketing por email ahorra mucho trabajo manual y ofrece un mejor control.

La herramienta para newsletters de Newsletter2Go gestiona completamente de forma automática los rebotes. Se registran y recopilan todas las devoluciones y quedan almacenadas en su agenda de contactos. Su bandeja de entrada queda totalmente libre de todas las alertas de rebotes. La gestión se ajusta automáticamente al tipo de rebote. Dependiendo del tipo, las direcciones de email se bloquearán de manera inmediata (rebotes duros) o tras tres intentos de entrega fallidos (rebote blando). En su agenda de contacto se marcan los rebotes y se registran como inactivos, de esta forma no se vuelve a poner en contacto con estos por error.

En los informes de las newsletters recibe un análisis detallado de los rebotes. Aquí puede distinguir el ratio de rebotes de su newsletter y puede ver con todo detalle todas las direcciones afectadas. Aquí también se distingue entre rebotes duros y blandos. Puede reconocer de forma exacta qué suscriptores han rebotado y por qué motivo.

Para cuidar y ordenar su lista, puede exportar o borrar los rebotes. Para ello simplemente seleccione todos los rebotes que aparecen en la lista los suscriptores inactivos. Si vuelve a importar suscriptores, que ya estaban registrados como rebotes, estos se incluyen de nuevo como inactivos. De esta forma se evita que se vuelva a escribir por error a las direcciones rebotadas.

Una gestión de rebotes que funciona es indispensable en el marketing por email. La gestión de rebotes de la newsletter es sobre todo esencial para la gestión de la reputación. El ratio de rebotes tiene influencia directa en la reputación del remitente. Cuanto mayor sea el porcentaje de rebotes, más disminuye la reputación. Esto se debe a que los proveedores de correos clasifican a los remitentes con altos ratios de rebotes como potenciales remitentes de spam. Por lo tanto un alto ratio de rebotes aumenta las sospechas de que se pueda tratar de un mailing de spam.

Por el contrario, un ratio de rebotes bajo de forma permanente proporciona una buena reputación de envíos. La gestión de rebotes de Newsletter2Go se encarga de conseguir ratios de rebotes mínimos de una forma eficaz. Esto beneficia a su reputación de envíos, lo que le proporciona altos ratios de entregas.

Páginas de ayuda relacionadas

Artículos relacionados